Aplicaciones Web

Computación en la nube, una introducción

Computación en la nube (Cloud computing) es un término genérico aplicado para cualquier cosa que implique la obtención de servicios alojados en Internet.

 

Podemos realizar esta pregunta interesante: ¿por qué no implementar servicios o recursos de Internet bajo un esquema similar al pago por servicio de uso de agua potable, o por rentar un departamento, donde el proveedor proporcione lo requerido y el usuario pague únicamente por el uso que hace?

Si esto ocurriera, el usuario no tendría por qué preocuparse por adquirir equipos de cómputo y su respectivo mantenimiento, actualizar las aplicaciones o sistema operativo, pues sería responsabilidad del proveedor. Esto llevara a la empresa a optimizar los costos y mejorar su productividad

Es por este motivo, que las organizaciones están dirigiendo sus miradas hacia esta tecnología conocida como cómputo en la nube (cloud computig), la cual es capaz de minimizar el tiempo empleado en actividades de menor valor y permitir al personal que labora en áreas de tecnologías de información, centrar su atención en actividades estratégicas que tienen un impacto real en los procesos de negocio de la organización.

Entendiendo el concepto de computación en la nube

concepto nubeLa computación en la nube es un modelo de acceso a los sistemas informáticos, en el que los datos y las aplicaciones están hospedados en Internet y en centros de cómputo remotos, de tal modo que pueden ser utilizados desde cualquier punto que tenga conexión a la red mundial. La computación en la nube permite que los consumidores y las empresas gestionen archivos y utilicen los programas, sin necesidad de instalarlos localmente en sus computadores. Esta tecnología ofrece un uso mucho más eficiente de los recursos, tales como almacenamiento, memoria, procesamiento y ancho de banda.

El término “nube” se utiliza como una metáfora de Internet, y se origina en la nube utilizada para representar Internet en los diagramas de red, como una abstracción de la infraestructura que representa

El nombre “Computación en nube” fue inspirado en el símbolo de la nube que se utilizan a menudo para representar a Internet en diagramas  esquemáticos de sistemas.

Estos servicios se dividen en tres categorías:

Infraestructura como servicio (su sigla IaaS, del ingles: Infrastructure-as-a-Service)

Plataforma como Servicio (su sigla PaaS del inglés: Platform-as-a-Service)

Software como Servicio (su sigla SaaS, del ingés Software-as-a-Service)

Un servicio en la nube tiene tres características específicas que lo diferencian de hosting tradicional:

Se vende por demanda, por lo general no por minutos o horas, sino que es elástico, el usuario puede utilizar mucho o poco del servicio que desee en un momento dado.

El servicio está totalmente gestionado por el proveedor (el usuario necesita nada más que un dispositivo que sea capaz de navegar por internet).

Las innovaciones significativas en la virtualización y la computación distribuida, así como un mejor acceso a Internet de alta velocidad y la necesidad de reducir costos, son en parte los responsables del crecimiento acelerado del cloud computing.

Entre otras características podemos mencionar:

Es auto reparable: En caso de surgir un fallo, el ´ultimo respaldo (backup) de la aplicación se convierte automáticamente en la copia primaria y a partir de ´esta se genera uno nuevo.

Es escalable: Todo el sistema y su arquitectura es predecible y eficiente. Si un servidor maneja 1000 transacciones, 2000 transacciones serán manejadas por 2 servidores. Se establece un nivel de servicios que crea nuevas instancias de acuerdo a la demanda de operaciones existente de tal forma que se reduzca el tiempo de espera y los cuellos de botella.

Virtualización: las aplicaciones son independientes del hardware en el que corran, incluso varias aplicaciones pueden corren en una misma maquina o una aplicación puede usar varias máquinas a la vez. El usuario es libre de usar la plataforma que desee en su terminal (Windows, Unix, Mac, etc.), al utilizar las aplicaciones existentes en la nube puede estar seguro de que su trabajo conservará sus características bajo otra plataforma.

Posee un alto nivel de seguridad: El sistema está creado de tal forma que permite a diferentes clientes compartir la infraestructura sin preocuparse de ello y sin comprometer su seguridad y privacidad; de esto se ocupa el sistema proveedor que se encarga de cifrar los datos.

Disponibilidad de la información: No se hace necesario guardar los documentos editados por el usuario en su computadora o en medios físicos propios ya que la información radicará en Internet permitiendo su acceso desde cualquier dispositivo conectado a la red (con autorización requerida).

Arquitectura de la nube

La computación en la nube basa su arquitectura haciendo una separación entre hardware, plataforma y aplicaciones quedando las siguientes capas:

  1. arquitectura nubeSoftware como Servicio (SaaS) Se encuentra en la capa más alta y consiste en la entrega de aplicaciones completas como un servicio. El proveedor de tecnologías de información y comunicación (TIC) ofrece el SaaS (Software as a Service). Para ello dispone de una aplicación que se encarga de operar y mantener y que frecuentemente es desarrollada por él mismo. Con ella se encarga de dar servicio a multitud de clientes a través de la red, sin qué estos tengan que instalar ningún software adicional. La distribución de la aplicación tiene el modelo de uno a muchos, es decir, se elabora un producto y el mismo lo usan varios clientes. Los proveedores de SaaS son responsables de la disponibilidad y funcionalidad de sus servicios no dejando de lado las necesidades de los clientes que finalmente son los que usaran el software. Las actividades son gestionadas desde alguna ubicación central, en lugar de hacerlo desde la sede de cada cliente, permitiendo a los clientes el acceso remoto a las aplicaciones mediante la web. Igualmente, las actualizaciones son centralizadas, eliminando la necesidad de descargar parches por parte de los usuarios finales. Un ejemplo claro es la aplicación para el manejo del correo electrónico por medio de un navegador de Internet.
  2. Plataforma como Servicio (PaaS) : En orden descendente, PaaS (Platform as a Service) es la siguiente capa. Básicamente su objetivo se centra en un modelo en el que se proporciona un servicio de plataforma con todo lo necesario para dar soporte al ciclo de planteamiento, desarrollo y puesta en marcha de aplicaciones y servicios web a través de la misma. El proveedor es el encargado de escalar los recursos en caso de que la aplicación lo requiera, de que la plataforma tenga un rendimiento óptimo, de la seguridad de acceso, etc. Para desarrollar software se necesitan bases de datos, herramientas de desarrollo y en ocasiones servidores y redes. Con PaaS el cliente únicamente se enfoca en desarrollar, depurar y probar ya que la herramienta necesaria para el desarrollo de software es ofrecida a través de Internet, lo que teóricamente permite aumentar la productividad de los equipos de desarrollo. Con el uso de PaaS, se abstrae del hardware físico al cliente, lo cual es interesante para muchos desarrolladores web, y es probable que llegue a reemplazar a las empresas de alojamiento tradicionales. Incluso, también a los administradores de sistemas, ya que no se necesita controlar un sistema ni hay optimización posible más allá del código y sus algoritmos.
  3. Infraestructura como Servicio (Iaas) IaaS (Infrastructure as a Service) corresponde a la capa más baja. La idea básica es la de hacer uso externo de servidores para espacio en disco, base de datos, ruteadores, swtiches así como tiempo de computo evitando de esta manera tener un servidor local y toda la infraestructura necesaria para la conectividad y mantenimiento dentro de una organizaron. Con una IaaS lo que se tiene es una solución en la que se paga por consumo de recursos solamente usados: espacio en disco utilizado, tiempo de CPU, espacio para base de datos, transferencia de datos, etc. Para hacer una distinción respecto a las plataformas como servicio, las IaaS se presentan como una propuesta con mucha más flexibilidad para el uso que el usuario la tenga en mente, pero también requieren mucho más del cliente en lo que a instalación, configuración y mantenimiento del software se refiere. Para proyectos que no se adapten en ninguna PaaS o en los que se quiera contar con libertad al momento de hacerlos evolucionar, existe la opción (y es preferible) de una Infraestructura como servicio. Las IaaS permiten desplazar al proveedor la mayor parte de los factores relacionados con la gestión de las maquinas con el ahorro de costos al pagar solo por lo consumido y olvidarse de tratar con máquinas y su mantenimiento. Por otro lado, IaaS puede permitir una escalabilidad automática o semiautomática, de forma que se puedan contratar más recursos según los se requieran.

Para los usuarios comunes

usuario comun clodPara nosotros, usuarios comunes y corrientes, el Cloud Computing probablemente sea cosa ya de todos los días. ¿Usan Gmail, Hotmail, o cualquier otro servicio de correo electrónico online? Entonces están utilizando ya alguna manera de Cloud Computing, donde han delegado la tarea que antes cumplían aplicaciones, los famosos clientes de correo electrónico, al navegador.

Y es que poco a poco, el navegador se está convirtiendo en una especie de sistema operativo, dada la cantidad de usos que le damos. ¿Se han puesto a pensar todo lo que el navegador puede hacer? En el pasado, simplemente hacía eso: navegar por la web. Si queríamos enviarle un mensaje a alguien, teníamos que abrir un programa por separado. ¿Enviar un email? También un programa externo. ¿Escuchar música? El programa que reproduce medios.

¿Qué pasa hoy? Hoy el navegador es capaz de englobar todo eso. ¿Música? Existe Grooveshark, o los cientos de servicios similares. ¿Documentos? Seguramente han probado Google Docs. ¿Mensajería Instantánea? Para qué instalar programas, si tenemos a Meebo, o eBuddy. ¿Enviar e-mails? Probablemente tengan una pestaña abierta, en estos momentos, con Gmail o Hotmail abierto.

Esto es el Cloud Computing para nosotros, los usuarios comunes. Poco a poco, muchas de las aplicaciones que en el pasado eran aplicaciones “nativas” de Windows, Mac OS, o el sistema operativo que estén corriendo, han dado el salto ya a la nube, donde son totalmente independientes de qué sistema esté accediendo a ellas. Lo que nos lleva a la otra gran ventaja de tenerlo todo en la nube: todo es portátil.

En el pasado, guardar un documento de Office, significaba que éste terminaba residiendo en nuestra PC, porque lo guardamos en nuestra carpeta “Mis Documentos”. Con el Cloud Computing, y cogiendo el servicio más común, Google Docs o OneDrive, éste artículo reside en Internet. Esto no sólo significa que podemos acceder al archivo desde cualquier PC (siempre y cuando tenga conexión a internet), sino también que podemos ver o editarlo desde nuestro celular, laptop, iPad, o lo que tengan a la mano. Y no sólo eso: basta con darle acceso a compañeros, y éstos podrán ver y editar el documento con nosotros, en tiempo real. ¿Tienen sugerencias, o algo que debería ser cambiado? Simplemente pueden hacerlo, dejando una nota de por qué lo hicieron.

Para las empresasempresas cloud

Para las empresas, el impacto del Cloud Computing es aún mayor. Imagínense que tienen una pequeña empresa. No sólo tienen que comprar hardware específico y que cumpla ciertas características, sino que, además, tienen que comprar software (y licencias) para cada una de las PCs que utilizarán. ¿Nuevo personal? Necesitarán más licencias. Aparte de esto, se necesitará seguramente personal especializado que se encargue de mantener y actualizar todo el hardware y software.

Con la computación en nube, o Cloud Computing, todo está centralizado en la Web. Esto significa que podemos tener una sola aplicación, corriendo en un servidor, al cual todos los trabajadores tienen acceso, necesitando una sola licencia, o talvez alquilándola solo por el tiempo que se necesite.

Una copia con licencia de un procesador de texto, por ejemplo, debe residir en nuestra PC para crear el documento. El programa no tiene valor mientras la PC esté apagada por la noche. O peor aún, el mismo empleado puede que necesite otra licencia para escribir o editar un documento en su PC en casa, pues tiene que nuevamente instalarlo en dicha PC. Al implementar una solución de “Cloud Computing“, estos mismos documentos, e incluso toda la aplicación, estaría disponible para este trabajador en su PC en casa, con tan sólo abrir el navegador, ingresar sus datos de usuario, y empezar a editar el documento.

La idea de la computación en la nube también reduce bastante los costos de implementación en hardware. Para software especializado, ya no es necesario tener la PC más rápida del Oeste con grandes cantidades de RAM; bastaría tener una PC relativamente económica que sirva de terminal, capaz de simplemente correr el software necesario para interactuar remotamente con la web, que se encargaría de todo este trabajo de procesamiento.

Otros alcancesotros cloud

La idea de Cloud Computing se está extendiendo aún más allá. Hace poco, se presentó el proyecto OnLive. La idea es la misma, la de centralizar el procesamiento y alojarlo todo en servidores de terceros, pero esta vez, es aplicado a videojuegos. Así es, en lugar de tener que correr juegos en nuestra PC, OnLive lo corre en sus servidores, y nosotros lo manipulamos remotamente. Esto significa, por supuesto, que podemos correr incluso los últimos y más recientes juegos sin preocuparnos de límites de hardware. Y esto significa, que podemos jugar un juego de PC, o un juego de Xbox 360, o un juego de Playstation 3, donde queramos, incluyendo en nuestros propios celulares.

Usos y aplicaciones

La computación en la nube se puede aplicar en casi cualquier entorno: desde el pequeño comerciante o PYME que necesita desde un sitio Web de comercio electrónico hasta tener sus aplicaciones y base de datos en la red , de forma rápida y barata, hasta las grandes empresas, que desean disminuir los gastos y evitar las dificultades de administrar un centro de cómputo complejo.

Los servicios de la computación en la nube cubren desde aplicaciones individuales de negocios, como el gestor de clientes y contactos, software contable y financiero o programas administrativos u operacionalesCloudcomputing aplicaciones, hasta la externalización informática de alto rendimiento para complejos diseños en 3D, películas de cine o investigación científica. MOKWARE como empresa de desarrollo le ofrecemos estos servicios de desarrollo de programas y desarrollo de paginas web

El cliente puede en todo momento decidir qué aplicaciones usar y elegir entre aquellas que son gratuitas y las que no lo son. En el caso de las aplicaciones de pago, el costo irá en función de diversas variables, como el servicio contratado, el tiempo que se ha usado ese servicio, el volumen de tráfico de datos utilizado, el número de usuarios, etc.

Ventajas de la computación en la nubecloud ventajas

Rápido: Los servicios más básicos de la nube funcionan por sí solos. Para servicios de software y base de datos más complejos, la computación en nube permite saltarse la fase de adquisición de hardware y el consiguiente gasto, por lo cual es perfecta para la creación de empresas.

Actual: La mayoría de los proveedores actualizan constantemente su software, agregando nuevas funciones tan pronto como están disponibles.

Elástico: Adaptable rápidamente a negocios en crecimiento o de picos estacionales, ya que el sistema en nube está diseñado para hacer frente a fuertes aumentos en la carga de trabajo. Esto incrementa la agilidad de respuesta, disminuye los riesgos y los costos operacionales, porque sólo escala lo que crece y paga sólo lo que usa.

Móvil: El sistema en nube está diseñado para ser utilizado a distancia, así que el personal de la empresa tendrá acceso a la mayoría de los sistemas en cualquier lugar donde se encuentre.

Mínima inversión: El proveedor ofrece servicios a varias empresas, las cuales se benefician de compartir una infraestructura compleja y pagan solamente por lo que realmente utilizan.

Conclusiones

logomkwTodo indica que la computación en la nube es una tendencia tecnológica imparable, que de manera progresiva pero segura está siendo adoptada por empresas de todo tipo, en especial las PYMES. Las predicciones confirman que las compañías de nuestro país han entendido las grandes ventajas de cloud computing y están dispuestas a aprovechar este modelo para impulsar su crecimiento corporativo. Donde el costo-Beneficio es tan amplia que permite ser aplicado a PYMES las cuales los hace ser más competitivos en su mercado de desarrollo y la atención al cliente será mejorada en forma sustancial logrando la fidelidad para con su empresa.

No lo piense más INVIERTA en tecnología Informática, llámenos para cualquier necesidad de programas o aplicaciones para su empresa o negocio

Para conocer un poco más sobre el tema consulte

http://www.prospecnet.com/A_LaNube.aspx

http://revista.seguridad.unam.mx/numero-08/c%C3%B3mputo-en-nube-ventajas-y-desventajas

Please follow and like us:
0

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *