Administración

Como mantener el ímpetu de las videoconferencias

Es muy probable que las conferencias que realicemos tiendan a perder su animo, su objetivo, y el personal que participan en ellas se vean afectados por el encierro y empiecen a aburrise y lo empiecen a reflejar

Además agregamos la poca experiencia de trabajar y el sentir tan poco natural e incómodo crear este tipo de atmósfera en un entorno virtual donde no tienes una audiencia en persona.

Andy Molinsky, profesor y consultor, también ha lidiando con los desafíos de enseñar y presentarme en un mundo COVID-19 , dice que es realmente un contexto completamente diferente, no simplemente es una reunión o clase en persona en una pantalla. Y si bien debe disparar para alcanzar los mismos objetivos que lo haría en un entorno en persona, necesitará diferentes herramientas para lograrlos. Aconseja seguir estos formatos para sentirse mas cómodo al usar estas herramientas.

La configuración virtual puede parecer bastante impersonal debido a la distancia física y psicológica, por lo que debe ser creativo.

Para empezar, debe llegar temprano a su reunión en línea para poder saludar a las personas cuando aparecen en la pantalla y entablar un poco de charla amistosa antes de la reunión principal.

También trate de usar los nombres de las personas cuando se refiera a ellos, e invitarlos a tomar la palabra y participar, si se sienten cómodos haciéndolo.

Cuando miramos una pantalla, lo hacemos pasivamente, hundiéndonos en el sofá para ver nuestro programa de televisión favorito o escuchar un seminario web o un video instructivo.

Pero cuando facilita una reunión en línea, debe adoptar una persona activa y comprometida en un entorno que no necesariamente se presta a eso.

Hay una serie de pequeñas cosas que puede hacer para crear calor virtualmente. 

Para empezar, haga «contacto visual» con sus participantes mirando directamente a la cámara con la mayor frecuencia posible. Esto puede ser difícil de recordar, especialmente cuando la imagen de sus participantes puede estar lejos de donde está la cámara en su computadora.

 Mueva manualmente esa imagen lo más cerca posible de la cámara, por lo que simultáneamente hago contacto visual con ellos y verá su respuesta. También puede intentar asegurarse de que su imagen y el ángulo de la cámara en su cara estén a un nivel cómodo para que otros lo vean.

Haga que sus presentaciones sean atractivas e interactivas, y con las herramientas adecuadas, puede hacer que el mundo virtual sea igual de atractivo, si no más. 

Por ejemplo, use activamente la función de chat. Esto permite a las personas comentar en tiempo real mientras este hablando. Entonces puedo involucrar a estos participantes en una discusión.

Mientras que Joel Schwartzberg, entrenador profesional de presentaciones y autor de libros sobre comunicación, también recomienda en un articulo que es importante, considerar:

Que en una reunión convencional, los participantes suelen ser muy conscientes de su presencia. Pero en una videoconferencia en la que estás en silencio, es fácil olvidar que todavía te están mirando. Es posible que sienta la tentación de revisar su correo electrónico o asistir a otro trabajo, pero la multitarea es peligrosa porque no quiere que lo atrapen sin preparación si se le hace una pregunta repentina.

Incluso si no necesita participar plenamente en la reunión, su reputación profesional puede verse afectada si parece que no está prestando atención. Así que cierra esas otras ventanas, voltea tu teléfono y recuerda que siempre estás «frente a la cámara».

Otra consideración, la proximidad juega un papel importante en la forma en que el público lo percibe como comunicador.

Cuanto más lejos o más obscurecido parezca, menos atractivo será. En una videoconferencia, su cabeza y la parte superior de sus hombros deben dominar la pantalla.

Las habitaciones desordenadas hacen que los comunicadores parezcan desorganizados. Los elementos de distracción desviarán la atención de ti. Encuentre un entorno donde el fondo sea simple y refleje su profesionalismo.

El contacto visual directo es una forma vital de reforzar su punto.

En una videoconferencia, esto significa mirar a la cámara de video, no a las caras sonrientes de los otros participantes. Practica mirar a tu cámara durante las videoconferencias cuando hablas, incluso por breves momentos. Cuanto más lo use, más cómodo se sentirá con él.

 Su trabajo es asegurarse de que lo recuerden por lo que hizo bien, no por lo que salió mal, así que tenga en cuenta el poder que tiene sobre sus entornos físicos y virtuales.

Comience entrenándose para permanecer en silencio cuando no esté hablando desactive su micrófono, y activarlo solo cuando hable.  Asegúrate de apagar tu cámara cuando también estés haciendo algo que distraiga visualmente, como mudarte a otra habitación o comer. (Beber no es muy molesto, pero masticar es otra historia).

La crianza y la presentación no pueden suceder simultáneamente, y los mensajes verdaderamente importantes requieren no solo la atención total de sus colegas, sino también la suya.

Ya sea que haya estado participando en reuniones virtuales durante años o recién haya comenzado este mes, es importante darse cuenta de que una videoconferencia no es solo una conferencia sobre video, es una experiencia interactiva completamente nueva, que requiere adaptar su perspectiva, hábitos y tácticas para que funcione de manera efectiva para usted y sus colegas,

Please follow and like us:
0

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *